El tiempo - Tutiempo.net

Solemne Tedeum. Cardenal Poli: fraternidad, unidad y diálogo para salir de esta crisis

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
El Cardenal Mario Aurelio Cardenal Poli , afirmó que hay “un solo destino colectivo para nuestro pueblo: fraterno, solidario, con educación, salud y justicia, con igualdad de posibilidades para el acceso a la tierra, al techo y al trabajo, valorando y respetando la vida de todos.

“Iluminados con la Palabra que inspiró virtudes y gestos de grandeza en los protagonistas de la Revolución de Mayo, en un nuevo aniversario, hoy elevamos una oración de acción de gracias por la Patria que nos entregaron con enorme sacrificio, lo que para muchos significó la ofrenda de sus vidas. Ellos pensaron en nosotros y volver sobre sus ideales nos puede devolver el espíritu y el sentimiento solidario que nos permita vivir bien las pruebas y desafíos de nuestro tiempo. No nos cansaremos de evocar con memoria agradecida a las personas que se comprometieron en la gesta de Mayo”, expresó el Cardenal. 

“En el 2020 recordamos a Manuel Belgrano en el Bicentenario de su muerte, cuando entró en la historia grande de la Nación. Su apasionada participación en los días más decisivos de la Revolución y la Independencia, significó para él una confirmación de su sueño largamente amasado en su mente y en su corazón desde su juventud, de una Patria Americana. En estos días de sentida evocación, su voz, hoy más que nunca, nos sigue interpelando: «Me hierve la sangre al observar tanto obstáculo, tantas dificultades que se resolverían rápidamente si hubiese un poco de interés por la patria»1 . Lo dice quien por ella asumió servicios de grandes exigencias, pero coherente con su idea de servirla y de no anteponer ninguna mezquina ambición personal, los asumió virtuosamente”, agregó. 

“Hay algo tan inspirado y noble en este «hijo de la patria» –como le gustaba definirse–, que nos puede devolver el devaluado sentimiento fraterno y retomar su idea: la patria es un don gratuito a la que hay que amarla con sus luces y sus sombras, para convivir en amistad social con la generación que nos ha tocado en suerte”.

El sueño de Belgrano, de un pueblo organizado, “se desvaneció por décadas a causa de los desencuentros y enfrentamientos fratricidas, que cobró mucha sangre de argentinos entre los dos bandos irreconciliables”, afirmó Poli.

Un destino colectivo para el Pueblo

“Por momentos se instala la idea de un doble destino para los argentinos: fracasado o exitoso; con educación para todos o sumergidos en la ignorancia, abundancia para pocos o pobreza para muchos, exclusivo o inclusivo, cerrados al mundo o globalizado, con oportunidad para todos o solo los privilegiados”, advirtió el Cardenal. “Pero escuchando el grito de libertad e independencia que recorre nuestra historia y llega hasta nosotros cada vez que la celebramos, decimos que hay un solo destino colectivo para nuestro pueblo: fraterno, solidario, con educación, salud y justicia, con igualdad de posibilidades para el acceso a la tierra, al techo y al trabajo, valorando y respetando la vida de todos”, resaltó.

“Si hay voluntad de acordar dialogando, podremos achicar las diferencias y estaremos más cerca de lograr ese destino común. No faltarán los valores culturales y la fe de la mayoría de las familias que apuestan al futuro con esperanza, aun en medio de privaciones y sacrificios extremos: esta es la inestimable riqueza que poseemos”.

Salir juntos y mejores   

En medio de esta segunda réplica del COVID que nos golpea a todos, Cardenal Poli en nombre de todos los obispos expresó el deseo de “salir juntos y mejores” y recordó la Asamblea Plenaria Extraordinaria Virtual donde expresaron: “En la dura realidad de estos días, en la dramática extensión de la pandemia con su secuela de enfermedad y muerte, se han acentuado la pobreza, la exclusión, la falta de trabajo, así como las expresiones de un creciente enfrentamiento político… Renovamos nuestra convicción de que el diálogo es el camino para afrontar juntos, como comunidad nacional, esta etapa difícil y exigente”.


Ante esta situación y por el bien de la República: «Queremos pedirles a los dirigentes de todos los sectores, auténtica capacidad de liderazgo para ejercer con nobleza la vocación política, comunicando claramente la situación en cada momento, suscitando y alentando el compromiso y el empeño de todos, dejando de lado descalificaciones y posturas que promuevan el resentimiento y la división» . El Papa Francisco, en su última encíclica, nos dice: «Ante tantas formas mezquinas e inmediatistas de política, recuerdo que la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo» .

Invitación a la esperanza

“A todas las familias que celebran con nosotros el Te Deum por la Patria que heredamos, con el Papa Francisco los invito a la esperanza, que «… nos habla de una realidad que está enraizada en lo profundo del ser humano, independientemente de las circunstancias concretas y los condicionamientos históricos en que vive”, expresó Poli y agregó: “Nos habla de una sed, de una aspiración, de un anhelo de plenitud, de vida lograda, de un querer tocar lo grande, lo que llena el corazón y eleva el espíritu hacia cosas grandes, como la verdad, la bondad y la belleza, la justicia y el amor. […]”

“La esperanza es audaz, sabe mirar más allá de la comodidad personal, de las pequeñas seguridades y compensaciones que estrechan el horizonte, para abrirse a grandes ideales que hacen la vida más bella y digna. Caminemos en esperanza» , ¡y que viva la Patria!”

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email