Cultura

Pablo Collazo: «Mi destino no era morirme en una esquina sin dignidad y sin amor»

Productora San Gabriel estrenará este viernes 29 de julio un nuevo programa de  «Testigos de la fe». El mismo se emitirá exclusivamente por el canal de Youtube de Productora San Gabriel a partir de las 22 hs. En esta ocasión conoceremos el testimonio de Pablo Collazo, laico consagrado que actualmente vive en la vecina provincia de San Luis.

 

Pablo Collazo: «cuando le soltás la mano a Dios vienen un montón de consecuencias»

Pablo Collazo hace 18 años que vive en Argentina, en la provincia de San Luis. Es de un pueblito en Uruguay que se llama Santiago Vázquez, un lugar de reserva ecológica precioso donde todavía viven sus padres. Su vecino siempre fue Jesús porque vivió enfrente a la parroquia. Su testimonio es un ejemplo de que el amor de Dios por nosotros es infinito y que cuando dejamos que transforme nuestra vida nos regala una plenitud insospechada.

Cuenta Pablo en su relato: «Crecí en una familia no perfecta, como la mayoría de las familias. No existen los papás perfectos ni la familia perfecta. Una familia en crisis, de crisis tras crisis. Pero bueno, mis papás se separaron cuando yo tenía unos unos 12 años. Se separaron viviendo en la misma casa. Todo un tema. ¿Pero bueno, como te digo, toda crisis también en un futuro sirve para aprender demasiadas cosas, no? Con el tiempo fui como enojando con Dios.» Este mismo enojo lo fue alejando de Dios cada vez más. Así lo expresa él:

«A los 16 años, 16 y medio por ahí ya empecé a alejarme cada vez más, alejarme cada vez más de Dios y lo que lleva a alejarse, porque cuando uno está enojado estás en crisis, tenés un montón de miedos.»

«Pero cuando le soltás la mano a Dios viene un montón de consecuencias que fueron las que me pasaron. Yo había abandonado la secundaria y quise empezar a hacerla y ahí bueno, entré a la secundaria y empecé a conocer gente igual que yo, rota como yo, enojada como yo.»

 

Pablo Collazo
Pablo Collazo

«Mi destino no era morirme en una esquina sin dignidad y sin amor»

«Como todos sabemos, la droga lo que hace es robarte la dignidad, te la va sacando y así quedé: de repente viviendo sin dignidad.»

«Y empecé como una mendicidad de amor todo el tiempo. Y eso fue. Es ese vivir sin dignidad, buscando las drogas, buscando en el alcohol, buscando la sexualidad. Todo un montón de cosas que me dejaban mas vacío, que en ese momento no me daba cuenta.

Pasaron varios años y empecé un día a sentirme súper mal en el boliche. Pedí ayuda, nadie me la dio y me fui hasta la puerta para poder llamar a una ambulancia porque me sentía súper mal, sentía que algo me pasaba.

Cuando estoy llegando a la puerta me sacan mis amigos, mi novia y les pedí ayuda y me dieron droga. Y el cuerpo está pidiendo auxilio más que droga. Y en ese momento entre estábamos en la calle, entré en coma por intoxicación masiva, por sobredosis y ahí quedé en el piso y mi novia y mis amigos se fueron, me dejaron ahí tirado. Pero sabía que mi destino no era morirme en una esquina sin dignidad y sin amor«

Para conocer el desenlace de esta historia te invitamos a ver el programa completo que estará disponible este viernes 29 de julio en el canal de Youtube de Productora San Gabriel a partir de las 22 hs. Allí podrás ver también el resto de los programas de Testigos de la Fe.

 

 

Deja un comentario

Botón volver arriba