Sociedad

El Colegio Santa Maria del Valle Grande recibió con una gran fiesta la reliquia de Carlo Acutis

Fue emocionante lo que se vivió en el Colegio Santa María del Valle Grande durante la jornada de ayer. Niños y jóvenes con pañuelos blancos en sus manos, haciéndolos flamear mientras recibían la reliquia, acompañado de cantos y aplausos. No era para menos, recibian una visita muy especial: una reliquia de primer orden del joven beato Carlo Acutis.
En la mañana los alumnos del nivel secundario fueron los primeros en tener ese privilegio. “Fue muy emocionante y una experiencia única” dijo un alumno. “Le pedì al beato por la conversión y el fortalecimiento en la fe de los jóvenes”, expresó otro.

Todos hablaban de lo mismo: la visita fue algo maravilloso que dejó huellas en esos chicos. Tal como quería Carlo, acercar a los jóvenes a Jesús Eucaristía.

“Los chicos se prepararon para esta visita desde que nos dieron la noticia que la reliquia pasaría por aquí”, explicó Gabriela Gjukan. Los alumnos decoraron el colegio con diferentes carteles y en cada uno de ellos frases del beato Acutis. El colegio estaba decorado con muchos globos blancos y cuadros del beato pintados por alumnos. Realmente anhelaban esta visita y supieron aprovecharla.

Por la tarde los más pequeños, correspondientes al nivel inicial y primario, también recibieron a Carlo, de la misma forma que los más grandes. Luego pasaron por curso a la capilla, miraron de cerca la reliquia y le tiraron besos, ya que por la pandemia no se la puede besar. Caras de sorpresa, alegría y emoción se notaban a simple vista en el colegio ubicado en Guirales y Braña de la ciudad de San Rafael.

A las 18 h la reliquia fue despedida por los pequeños y familiares que se acercaron a la institución. Un día inolvidable sin duda para toda la comunidad educativa.

 

Album de fotos completo disponible en la fan page del diario De Buena Fe.

Botón volver arriba
X