El tiempo - Tutiempo.net
25 septiembre 2021

El Colegio Santa Maria del Valle Grande recibió con una gran fiesta la reliquia de Carlo Acutis

Fue emocionante lo que se vivió en el Colegio Santa María del Valle Grande durante la jornada de ayer. Niños y jóvenes con pañuelos blancos en sus manos, haciéndolos flamear mientras recibían la reliquia, acompañado de cantos y aplausos. No era para menos, recibian una visita muy especial: una reliquia de primer orden del joven beato Carlo Acutis.
En la mañana los alumnos del nivel secundario fueron los primeros en tener ese privilegio. “Fue muy emocionante y una experiencia única” dijo un alumno. “Le pedì al beato por la conversión y el fortalecimiento en la fe de los jóvenes”, expresó otro.

Todos hablaban de lo mismo: la visita fue algo maravilloso que dejó huellas en esos chicos. Tal como quería Carlo, acercar a los jóvenes a Jesús Eucaristía.

“Los chicos se prepararon para esta visita desde que nos dieron la noticia que la reliquia pasaría por aquí”, explicó Gabriela Gjukan. Los alumnos decoraron el colegio con diferentes carteles y en cada uno de ellos frases del beato Acutis. El colegio estaba decorado con muchos globos blancos y cuadros del beato pintados por alumnos. Realmente anhelaban esta visita y supieron aprovecharla.

Por la tarde los más pequeños, correspondientes al nivel inicial y primario, también recibieron a Carlo, de la misma forma que los más grandes. Luego pasaron por curso a la capilla, miraron de cerca la reliquia y le tiraron besos, ya que por la pandemia no se la puede besar. Caras de sorpresa, alegría y emoción se notaban a simple vista en el colegio ubicado en Guirales y Braña de la ciudad de San Rafael.

A las 18 h la reliquia fue despedida por los pequeños y familiares que se acercaron a la institución. Un día inolvidable sin duda para toda la comunidad educativa.

 

Album de fotos completo disponible en la fan page del diario De Buena Fe.

Quién fue Carlo Acutis y por qué atrae a tantos jóvenes

Carlo Acutis fallece a tan sólo 15 años de edad a causa de una leucemia fulminante, dejando en la memoria de todos los que le han conocido un gran vacío y una profunda admiración por el que ha sido su breve y a la vez intenso testimonio de vida auténticamente cristiano.

Desde que recibió la Primera Comunión a los 7 años de edad nunca faltó a la cita cotidiana con la Santa Misa. Siempre, antes o después de la celebración eucarística, se quedaba delante del Sagrario para adorar al Señor realmente presente en el Santísimo Sacramento. La Virgen era su gran confidente y nunca dejaba de honrarla rezando cada día el Santo Rosario.

La modernidad y la actualidad de Carlo conjugan perfectamente con su profunda vida eucarística y devoción mariana, que han contribuido a que llegase a ser un chico muy especial al que todos admiraban y amaban.

Citando las palabras de Carlo: “Nuestra meta debe ser el infinito, no lo finito. El Infinito es nuestra Patria. Desde siempre el Cielo nos espera”. Suya es la frase: “Todos nacen como originales pero muchos mueren como fotocopias”. Para dirigirse hacia esta Meta y no “morir como fotocopias” Carlo decía que nuestra Brújula tiene que ser la Palabra de Dios, con la que tenemos que confrontarnos constantemente. Pero para una Meta tan alta hacen falta medios muy especiales: los sacramentos y la oración. En especial, Carlo situaba en el centro de su vida el sacramento de la Eucaristía que llamaba “mi autopista hacia el Cielo”.

Carlo estaba muy dotado para todo lo que está relacionado con el mundo de la informática, hasta tal punto que tanto sus amigos como los adultos licenciados en ingeniería informática lo consideraban un genio. Todos se quedaban maravillados por su capacidad de entender los secretos que oculta la informática y a los que sólo tienen acceso quienes han realizado estudios universitarios. Los intereses de Carlo abarcaban desde la programación de ordenadores, pasando por el montaje de películas, la creación de sitios web, hasta los boletines, de los que se ocupaba también de la redacción y la maquetación, y el voluntariado con los más necesitados, con los niños y con los ancianos.

Resumiendo, era un misterio este joven fiel de la Diócesis de Milán, que antes de morir ha sido capaz de ofrecer su sufrimiento por el Papa y por la Iglesia.

“Estar siempre unido a Jesús, ese es mi proyecto de vida”. Con estas pocas palabras Carlo Acutis, el chico que murió de leucemia, traza el rasgo distintivo de su breve existencia: vivir con Jesús, para Jesús, en Jesús. (…) “Estoy contento de morir porque he vivido mi vida sin malgastar ni un solo minuto de ella en cosas que no le gustan a Dios”. Carlo también nos pide a nosotros lo mismo: nos pide que contemos el Evangelio con nuestra vida para que cada uno de nosotros pueda ser un faro que ilumine el camino de los demás.

*Extraído del Sitio Oficial de la Asociación CARLO ACUTIS y de la Causa de Canonización del Beato Carlo Acutis.

La reliquia de Carlo Acutis visitará los tres departamentos del sur mendocino

La reliquia de primer orden llegará el próximo lunes 20 de septiembre al Departamento de General Alvear, más precisamente a la Parroquia Sagrado Corazón. Allí estará hasta el martes 21 y la gente se podrá acercar a venerarla.

El miércoles 22 llegará al Departamento de Malargüe.

El joven beato fue un adolescente como muchos otros, comprometido en el colegio, con los amigos. Amaba la Eucaristía, a la Virgen y el Rosario. Acutis es modelo para los jóvenes. Por ello el jueves 23 y viernes 24, la reliquia del beato recorrerá los colegios católicos sanrafaelinos.

En tanto el día viernes 24 a la noche la comunidad recibirá en la Catedral San Rafael Arcángel la reliquia, donde permanecerá hasta el domingo a la tarde, momento en el que partirá hacia la Provincia de Córdoba.

Carlo Acutis será beatificado el 10 de octubre

El joven falleció de una leucemia aguda a los 15 de años, el 12 de octubre de 2006. Por este motivo, se ha elegido la fecha cercana a “su nacimiento en el Cielo”.

Monseñor Domenico Sorrentino, obispo de Asís, dio a conocer la noticia. “La alegría que desde hace tiempo esperamos finalmente tiene una fecha. Hablamos de la beatificación del venerable Carlo Acutis. La presidirá el Cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos”.

“La noticia es un rayo de luz en este periodo en el que en nuestro país estamos fatigosamente saliendo de una complicada situación sanitaria, social y laboral. En estos meses hemos afrontado la soledad y el distanciamiento experimentando el aspecto más positivo de Internet, una tecnología comunicativa para la que Carlo tenía un especial talento, al punto que el Papa Francisco en su carta Christus vivit dirigida a los jóvenes lo ha presentado como modelo de santidad juvenil en la era digital”, continuó monseñor Sorrentino.

El 21 de febrero, el Papa Francisco había autorizado a la Congregación de los Santos a promulgar el decreto con respecto al milagro atribuido a la intercesión de Carlo Acutis. Se trató de la curación milagrosa de un niño con una anomalía congénita en Brasil.