Sociedad

Cáritas Argentina convoca a participar de la V Jornada Mundial de los Pobres

Cáritas Argentina convocó a participar de la V Jornada Mundial de los Pobres que, por invitación del Papa Francisco, se llevará a cabo este domingo 14 de noviembre con el lema  “A los pobres los tienen siempre con ustedes”.

La institución caritativa de la Iglesia recordó que el objetivo de esta iniciativa papal es “convocar a los cristianos de todo el mundo a reflexionar sobre las condiciones de millones de personas que no eligieron esa condición y sufren las consecuencias de la falta de acceso a los bienes necesarios para una vida digna y movilizar la ayuda material y espiritual que haga frente a los efectos de esas carencias”.

“En esta nueva celebración de la Jornada Mundial de los Pobres, desde Cáritas Argentina hacemos un llamado a todos los hombres de buena voluntad a mirar con los ojos de un hermano a tantas mujeres, varones, niños y ancianos que sufren con amargura una condición que no eligieron”, señaló monseñor Carlos José Tissera, obispo de Quilmes y presidente de Cáritas Argentina. 

“Por eso los invitamos a comprometerse y colaborar, no sólo para brindarles la ayuda inmediata que tanto necesitan, sino también para cambiar las condiciones que están en la raíz de este profundo drama social que nos hace daño a todos”.

Nicolás Meyer, director ejecutivo de Cáritas Argentina, señaló que “la pandemia, con sus dolorosas consecuencias, ha sido la ocasión para que estrechemos lazos de cooperación y coordinación con otras organizaciones de asistencia y promoción. 

“El aporte solidario de la sociedad y el trabajo admirable de los voluntarios, son los nervios vitales con los que se sostienen los servicios más variados, que Cáritas brinda desde los centros urbanos hasta los parajes más remotos del país”.

Para Cáritas Argentina, la Jornada permite reflexionar sobre dos cuestiones centrales. Por un lado, pone de relieve que “los pobres son también nuestra comunidad” y, por otro, invita a profundizar sobre el origen de la pobreza, que no es producto del destino, sino consecuencia del egoísmo.

“La Argentina viene arrastrando una pobreza estructural desde hace varias generaciones, y los sucesivos desaciertos en las políticas económicas, sociales y sanitarias han colocado a casi la mitad de la población bajo la línea llamada ‘de pobreza’, es decir, no tienen para cubrir sus necesidades básicas”, puntualiza Cáritas.

“Esta dolorosa realidad, como afirma la convocatoria a la Jornada, “no debe conducirnos a un acostumbramiento que se convierta en indiferencia, sino a involucrarnos en un compartir la vida que no admite delegaciones. Los pobres no son personas `externas´ a la comunidad, sino hermanos y hermanas con los cuales compartir el sufrimiento para aliviar su malestar y marginación, para devolverles la dignidad perdida y asegurarles la necesaria inclusión social”.

En relación con la segunda cuestión, Cáritas afirma que “existe un sistema económico que pone en el centro los intereses de algunas categorías privilegiadas: ‘un mercado que ignora o selecciona los principios éticos crea condiciones inhumanas que se abaten sobre las personas que ya viven en condiciones precarias. Y convivimos con un estilo de vida individualista que es cómplice en la generación de pobreza, y a menudo descarga sobre los pobres toda la responsabilidad de su condición’”.

“Es por ello que la convocatoria apunta a que las personas ‘dejemos de lado la indiferencia, porque no podemos sentirnos bien cuando un miembro de la familia humana es dejado al margen y se convierte en una sombra’. Y destaca que, en estos tiempos en que se han puesto en crisis muchas certezas ‘redescubrimos la importancia de la sencillez y de mantener la mirada fija en lo esencial’ y de ‘volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo’”.

Cáritas Argentina subraya, además, que “acompaña a las personas que sufren el peor rostro de la pandemia, para lograr su inclusión social, para transformar sus vidas a través de la ayuda material concreta, la presencia y la contención. Y con la Jornada Mundial de los Pobres impulsa a la sociedad a cambiar actitudes para con las personas pobres, trabajando juntos por el bien común, viendo en el prójimo el rostro de Cristo”.

“Desde Cáritas hacemos todo lo posible no solo para satisfacer las necesidades inmediatas, sino para transformar las realidades que están en la base de las estructuras de pobreza: promovemos activamente la educación, la capacitación, la cultura del trabajo, el desarrollo comunitario y la integración de las personas a su propio entramado social”, destacó Meyer.

“El Papa Francisco nos recuerda que tender la mano es un signo que recuerda inmediatamente la proximidad, la solidaridad, el amor. Tender la mano hace descubrir, a quien lo hace, que dentro de nosotros existe la capacidad de realizar gestos que dan sentido a la vida”, concluyó monseñor Tissera.

 

Fuente: Aica

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
X