Politica

Fernández anunció el aislamiento social, preventivo y obligatorio

“Dios nos dio una oportunidad que es darnos tiempo para poder prevenir el avance del virus”, comenzó diciendo el mandatario. “En estos días dictamos más de 30 medidas, de todo tipo: suspensión de clases, cuidados de nuestra economía, dispusimos la obligación de estar en cuarentena al llegar de países críticos. Hicimos muchos esfuerzos declarando asuetos administrativos, invitamos a las empresas a realizar asuetos administrativos en sus lugares de trabajo, promovimos teletrabajo, suspendimos clases y sin embargo seguimos teniendo problemas con gente que no entiende que no se puede circular por las calles porque el riesgo en el que se pone al otro es muy grande” se lamentó.

Ante esto Fernández hizo oficial el anuncio del que se habló extraoficialmente todo el día de hoy: “Por este motivo tomamos la decisión de dictar un decreto de necesidad de urgencia por ese decreto a toda la Argentina a partir de las 00:00 h, de mañana deberán someterse al aislamiento social, preventivo y obligatorio”. y luego aclaró: “esto quiere decir que a partir de ese momento nadie puede moverse de su residencia, todos deben quedarse en su casa, es hora que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos”.

Habrán situaciones permitidas

El presidente explicó que los argentinos podrán salir “para hacer lo necesario” “podrán concurrir a negocios de cercanía, supermercados, farmacias, ferreterías, etc. pero entiéndase bien que la prefectura, gendarmería, policía federal y policía provincial estarán controlando quien circula por las calles y entiéndase que aquel que no pueda explicar lo que está haciendo en la calle se verá sometido a las sanciones que el código penal prevé para quienes violan las normas que la autoridad sanitaria dispone para frenar una pandemia”, enfatizó.

“Vamos a ser absolutamente inflexibles”

“Esta es una medida excepcional que dictamos en un momento excepcional pero absolutamente dentro de lo que el marco de la democracia permite”, dijo Fernández. Luego dijo que no es una situación anhelada por un presidente pero aseguró: “me voy a poner al frente para poder garantizar aquello que nos hemos propuesto, que es tratar de evitar que el ritmo de contagio se acelere de tal modo que el sistema sanitario argentino no lo pueda atender”.

“Hemos previsto un plan en el cual manteniendo distancia entre nosotros, teniendo los cuidados de los que estamos hablando, guardandonos en nuestras casas vamos a evitar que el virus se propague y si se propaga, porque se va a propagar, se propague más lentamente de modo tal que los contagios crezcan de tal modo que el sistema sanitario argentino pueda hacer frente a ello”.

Para finalizar, el presidente llamó una vez más a la colaboración de todos los argentinos. “Hemos calculado absolutamente todo lo único que necesitamos en que cada uno de nosotros haga su parte”

Botón volver arriba