El tiempo - Tutiempo.net
24 febrero 2021

Un secretario de Salud renunció a su cargo por la ley del aborto

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
El secretario de Salud del partido bonaerense de General Viamonte se transformó en uno de los primeros funcionarios sanitarios que deja su cargo tras la sanción del asesinato a bebés en el vientre materno.

Es imposible no reconocer la sanción de la Ley 27.610 (interrupción voluntaria del embarazo) como causa de mi renuncia. Esta ley obliga a las autoridades del sistema público de salud a tomar medidas que van absolutamente en contra de mis convicciones y atentan contra el juramento que hice el día en el que me recibí”, escribió ayer Santiago Catalán Pellet en el texto de su renuncia al cargo.

El texto de la renuncia, que fue publicado por el médico y las autoridades locales, explica: “Vecinos, colegas y equipo: por la presente notifico, con gran pesar, mi renuncia indeclinable como Secretario de Salud del Municipio de General Viamonte, cargo que ocupé desde 2017″.

“Agradezco la oportunidad y la confianza brindada por el Intendente Franco Flexas para llevar adelante transformaciones tan profundas (y tan necesarias) en el sistema de salud de este pueblo tan querido”, escribió el exfuncionario y agregó: Durante mi paso por la gestión logramos realizar cambios positivos y trascendentales en la calidad de atención hospitalaria, con la mirada puesta en la infraestructura, el recurso humano, modernización y ampliación de servicios para el vecino”.

Luego de explicar que la renuncia es por la sanción y entrada en vigencia de la IVE, agregó: Respeto profundamente a quienes piensan distinto, mi intención es generar puentes y no controversias, trabajaré siempre en el desarrollo de políticas que contemplen a los niños por nacer y el acompañamiento de la mujer embarazada”.

En una nota para el el diario La Nación, Pellet explicó que intentó, desde su lugar, “entender la lógica que plantea que es un derecho de las mujeres. La realidad es que la biología y la praxis diaria me hizo entender que estaba acallando mi consciencia”, dijo Catalán y agregó: “En lo individual, sin contradecir a otros que piensen distinto, siento que acá hay una vida humana que se interrumpe. Interrumpir no es la palabra tampoco, porque eso es interrumpir un proceso que después continúa y eso acá no pasa. Acá estamos abogando por un derecho, que es necesario reconocer, pero hay un derecho de alguien por nacer que no está siendo respetado. Eso es biología”.

Para cerrar, agregó:Me vi en la necesidad de implementar una ley que mi conciencia no la puede hacer porque estoy en contra, en forma visceral, de terminar una vida por nacer. Por eso no podía continuar en mi cargo”.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email