El tiempo - Tutiempo.net

Repudian ataques, amenazas y descalificaciones hacia la jueza que frenó la ley de aborto en el Chaco

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Referentes judiciales deploran los agravios contra la magistrada chaqueña Marta Aucar de Trotti, por el solo hecho de cumplir con su deber. Organizaciones repudian "amenazas y descalificaciones".

Ex magistrados, jueces y funcionarios judiciales del Chaco difundieron un manifiesto en el que expresan su estupor ante los ataques personales “soeces y groseros” contra la colega Marta Aucar de Trotti, quien suspendió la aplicación de la ley de aborto en el territorio provincial, y advierten que estos hechos “exceden todos los límites de lo tolerable”.

“Deploramos que tales agravios se hayan generado en el hecho que la colega diera cumplimiento al ineludible deber funcional de dar curso y trámite a un pedido de justicia de parte de ciudadanos de la comunidad, y que éstos hayan osado invocar como base de reclamo, un artículo de la Constitución de la Provincia del Chaco, otros de la Constitución Nacional y el Bloque de Convencionalidad de la Nación y Tratados Internacionales”, subrayan.

Asimismo, exigen respeto a las personas, a las instituciones, a la independencia con que los magistrados “deben cumplir su obligación”. También piden “respeto a la división de poderes, respeto en el diálogo, respeto para la preservación de la paz social, respeto en el disenso”.

En tanto, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires repudia en un comunicado “los ataques y agravios vertidos por autoridades y legisladores nacionales, provinciales y municipales contra la jueza Civil y Comercial de Chaco,  María Beatriz Aucar de Trotti, por haber hecho lugar a una medida cautelar de suspensión de los efectos de la Ley Nº 27.610, conocida como de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo”.

“Respetar la división de poderes es privilegiar la institucionalidad republicana”, añade.

La Red Federal de Familias repudió los “ataques, amenazas y descalificaciones” sufridos por la jueza chaqueña María Aucar de Trotti, que dispuso la suspensión de la instrumentación de la ley de aborto en el Chaco;  mientras que la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia felicitó a la magistrada chaqueña “por haber cumplido con el deber de dictar un fallo conforme a derecho”.

Texto del manifiesto
Los abajo firmantes, ex jueces, jueces y funcionarios en actividad de la judicatura chaqueña manifestamos nuestro estupor ante los ataques personales -soeces y groseros- de que fuera objeto nuestra digna colega Juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de Resistencia, Dra. Marta Aucar de Trotti y que exceden todos los límites de lo tolerable.

Deploramos que tales agravios se hayan generado en el hecho que la colega diera cumplimiento al ineludible deber funcional de dar curso y trámite a un pedido de justicia de parte de ciudadanos de la comunidad, y que éstos hayan osado invocar como base de reclamo, un artículo de la Constitución de la Provincia del Chaco, otros de la Constitución Nacional y el Bloque de Convencionalidad de la Nación y Tratados Internacionales. 

No nos involucramos en el contenido de tales decisiones, porque para tales críticas están los recursos que el sistema procesal chaqueño tiene bien previsto y desarrollado. Tampoco creemos que los jueces pertenezcan a una casta impoluta que el resto de los ciudadanos tiene vedado examinar.

SOLO EXIGIMOS RESPETO.

Respeto a las personas, respeto a las instituciones, respeto a la independencia con que los magistrados deben cumplir su obligación; respeto a la división de poderes, respeto en el diálogo, respeto para la preservación de la paz social, respeto en el disenso. Sostenemos que tal norma de conducta debe ser cumplida por toda la comunidad y que el ejemplo debe comenzar por los miembros que conforman los tres poderes del Estado.

 El sistema republicano de gobierno no está fundado en la posibilidad de que cada uno de los tres poderes actúe obstruyendo la función de los otros, sino en que lo haga con el concierto que exige el cumplimiento de los fines del Estado, para lo cual se requiere el respeto de las normas constitucionales.

Tenemos sin embargo muy presente que el sistema judicial argentino ha confiado a los jueces el sagrado deber de velar por la constitucionalidad de las leyes, que se dicten por las legislaturas nacional o provincial y ellos no constituye afrenta ni desmedro para nadie, todo lo contrario, asegura el sistema republicano y democrático de gobierno y constituye la garantía del goce de los derechos de todas las personas de a pié.

Este es el formato alberdiano de la República Argentina. En esta lógica deben entenderse que el juez necesita independencia. La primera independencia que tiene es la propia, la independencia que le da su dignidad, su capacidad, su honestidad, su honorabilidad. Además. obviamente necesita la independencia funcional que se la deben garantizar los otros poderes.

 Los desbordes verbales que han trascendido a través de los medios, por parte de quien integra otro poder del Estado sólo demuestran una actitud claudicante en el ejercicio de la importante función que le confiara el propio pueblo chaqueño. No se lo permitimos.

Es lamentable que trascendamos por este vergonzoso episodio generado por la incontinencia verbal de alguien que disiente de modo impropio. Los jueces chaqueños, de vieja lucha por la justicia y el derecho, estamos orgullosos de nuestros logros y de quienes nos sucedieron. Además, todos los abogados -y no abogados- saben que cuando se levanta la voz en el diálogo es porque se desprecia la paz. Es deleznable recurrir al insulto existiendo múltiples caminos procesales para hacer revisar la decisión que se considera errónea. El descrédito personal no es la vía legal de quienes se consideran operadores jurídicos; el improperio y la descalificación son vías genuinas del autoritarismo.

Bajo cualquier circunstancia que fuere la agresión a los jueces resulta inadmisible, más aún cuando lo es por el contenido de las sentencias que dictan.

Texto del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires

Tal hecho significa la revelación de una cuestión de gravedad institucional que, preocupantemente, confronta a la sociedad con la sustentabilidad de las bases mismas del sistema de separación de poderes e independencia de la Justicia sobre el que reposa nuestra organización jurídica.

El COLEGIO DE ABOGADOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES repudia los ataques y agravios vertidos por autoridades y legisladores nacionales, provinciales y municipales contra la jueza Civil y Comercial de Chaco,  María Beatriz Aucar de Trotti, por haber hecho lugar a una medida cautelar de suspensión de los efectos de la Ley Nº 27.610, conocida como de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Respetar la división de poderes es privilegiar la institucionalidad republicana.

Comunicado de la Red Federal de Familias
“Es de público conocimiento que, días atrás, la Juez titular del Juzgado en lo Civil y Comercial Nro. 19 del Chaco dispuso -como medida cautelar- suspender, en el ámbito provincial, la aplicación de la Ley Nro. 27.610 (de aborto libre), hasta tanto se decida el fondo de la cuestión de inconstitucionalidad planteada en la causa ‘Dellamea, Hilda B. y otros c/ Provincia del Chaco’”.

“A raíz de esta decisión, esencialmente provisoria como toda cautelar, la magistrada comenzó a sufrir toda índole de ataques, amenazas y descalificaciones, que incluyeron hasta una promocionada denuncia por presunto prevaricato”.

“Incluso una senadora nacional por la provincia del Chaco, que -sin sonrojarse- votó una ley contraria al artículo 15 de su Constitución provincial, se atrevió a llamar ‘descerebrada e irresponsable’ a la magistrada que otorgó una cautelar fundada en ley”.

“Sin perjuicio de sostener la inconstitucionalidad de la ley de aborto, la Red Federal de Familias repudia enérgicamente ese accionar que, indudablemente, constituye una inadmisible acción de amedrentamiento que, por elevación, es dirigida también contra cualquier otro magistrado que pudiera osar decidir a favor del orden constitucional y los derechos en él consagrados, fallando en contra de una ’ley’ que consagra como ‘derecho’ la violación del derecho intrínseco a la vida que, desde su concepción, asiste a todo niño”.

Declaración de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia
“Si bien parece un tanto impropio felicitar a un Juez por haber cumplido con el deber de dictar un fallo conforme a derecho, en este caso, ante un gobierno que no solamente es irrespetuoso de la ley sino que persigue a quienes no participan de su ideología, entendemos conveniente resaltar la actitud de un Juez, que aplica el derecho haciendo honor a la independencia y apego a la ley, como premisa indispensable para hacer justicia.

En este marco, la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, felicita a la Jueza María Aucar de Trotti, por haber hecho lugar a la medida cautelar que suspende la aplicación en la Provincia del Chaco, de la ley 27.610 que autorizó la práctica del aborto libre en la Argentina, hasta tanto se sustancie el fondo de la cuestión de inconstitucionalidad planteada en la causa “Dellamea Hilda Beatriz y otros c/ Provincia del Chaco”.

Felicitamos también a los abogados encabezados por la doctora Dellamea por la iniciativa, que compartimos, e instamos a que se reitere en todos los foros del país”.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email