El tiempo - Tutiempo.net
23 octubre 2021

8 de Diciembre: Celebración en Valle Grande

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
En San Rafael la fiesta principal cada 8 de diciembre es en el Santuario de la Virgen del Valle Grande. Allí esperan hoy recibir a peregrinos que llegarán a los pies de Maria para pedirle o agradecerle su intercesión.

Este año las procesiones y las actividades tradicionales que se desarrollaban cada 8 de diciembre no podrán realizarse debido a la pandemia.  Sin embargo, los peregrinos llegarán hasta el Santuario en autos, motos, bicicletas y algunos caminando.

Todos tenemos algo para agradecerle a Nuestra Madre y por supuesto también algo para pedirle. Por ello desde el Santuario de la Virgen del Valle Grande estaran durante todo el dia recibiendo a los fieles. “Vamos a estar todo el día atendiendo a los peregrinos que vayan. Es un lugar abierto, amplio y ventilado”, indicó el Pbro. José Antonio Alvarez, Rector del Santuario.

Además, el sacerdote explicó que habrá una misa y acto principal a las 20 h. “Estan invitados quienes quieran participar. Lo unico que les pedimos es que lleven sillas y que mantengan el distanciamiento social”. 

La Inmaculada Concepción

Cada 8 de diciembre, la Iglesia celebra el dogma de fe que nos revela que, por la gracia de Dios, la Virgen María fue preservada del pecado desde el momento de su concepción, es decir desde el instante en que María comenzó la vida humana.

El 8 de diciembre de 1854, en su bula Ineffabilis Deus, el Papa Pío IX proclamó este dogma:

“…declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles…”

(Pío IX, Bula Ineffabilis Deus, 8 de diciembre de 1854)

María es la “llena de gracia”, del griego “kecharitomene” que significa una particular abundancia de gracia, es un estado sobrenatural en el que el alma está unida con el mismo Dios. María como la Mujer esperada en el Protoevangelio (Gn. 3, 15) se mantiene en enemistad con la serpiente porque es llena de gracia.

Las devociones a la Inmaculada son numerosas, y entre sus devotos destacan santos como San Francisco de Asís y San Agustín. Además la devoción a la Concepción Inmaculada de María fue llevada a toda la Iglesia de Occidente por el Papa Sixto IV, en 1483.

La Virgen María es Inmaculada gracias a Cristo su hijo, puesto que Él iba a nacer de su seno es que Dios la hizo Inmaculada para que tenga un vientre puro donde encarnarse. Ahí se demuestra cómo Jesús es Salvador en la guarda de Dios con María y la omnipotencia del Padre se revela como la causa de este don. Así, María nunca se inclinó ante las concupiscencias y su grandeza demuestra que como ser humano era libre pero nunca ofendió a Dios y así no perdió la enorme gracia que Él le otorgó.

La Inmaculada Virgen María nos muestra la necesidad de tener un corazón puro para que el Señor Jesús pueda vivir en nuestro interior y de ahí naciese la Salvación. Y consagrarnos a ella nos lleva a que nuestra plegaria sea el medio por el cual se nos revele Jesucristo plenamente y nos lleve al camino por el cual seremos colmados por el Espíritu Santo.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email