El tiempo - Tutiempo.net

Uruguay pasó de ser precursor del aborto legal a tener presidente provida

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Luego de varios años bajo el mando de un partido de izquierda que instauró la pena de muerte para el inocente, Uruguay empieza una transición con un mandatario comprometido a defender el primer derecho: la vida.

Luis Lacalle Pou asumió la presidencia solo días antes que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia de coronavirus. En este corto tiempo su gestión se ha destacado en la región por su manejo del brote, con apenas 670 personas contagiadas, 468 recuperadas (75 % de los diagnosticados) y solo 17 muertes.

“Si bien ni un solo menor de edad ha muerto por COVID-19 en Uruguay, alrededor de 10 000 mueren al año por causa de una ley promulgada cuando la izquierda gobernaba el país”, señalaron desde el portal Panam Post.

Un reportero radial cuestionó al presidente sobre qué hará frente al aborto de 10 000 niños por año en un país con población decreciente. El mandatario respondió: “Todos entendemos que Uruguay tiene que tener una fuerte protección a los niños por nacer, que hay que tener una política de desestímulo de los abortos, que el Uruguay en su Constitución y de acuerdo a los pactos ratificados entiende que hay vida desde la concepción y en ese sentido, un niño que no ha nacido tiene derechos. Esa es la visión del presidente de la República, la protección”.

Además, destacó que él y el Partido Nacional que representa tienen una agenda provida, tal como lo prometió durante su campaña electoral. Destacó que su rol es “acompañar a las mujeres para que no recurran al aborto y así resguardar la vida del niño por nacer”.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email