Nuestra Iglesia

Pésame del Santo Padre por la muerte del Card. Jozef Tomko

Prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos

El Papa Francisco lamentó el fallecimiento del Cardenal Jozef Tomko, prefecto Emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que falleció el 8 de agosto en Roma a los 98 años.

Este Cardenal eslovaco era el Purpurado más anciano del mundo y comenzó su servicio a la Santa Sede desde 1962.

Por su parte, el Papa Francisco expresó su más sentido pésame en un telegrama en el que destacó que este Cardenal “sirvió al Evangelio y a la Iglesia con humildad y abnegación”.

En la misiva, firmada por el Papa y dirigida al Arzobispo de Kosice (Eslovaquia), Mons. Bernard Bober, el Santo Padre señaló que el Cardenal Jozef Tomko fue un “hijo ilustre de esta tierra”.

Por ello, el Papa expresó su cercanía y su pésame a su familia, al presbiterio y a todos los fieles “por el duelo que ha golpeado a toda la comunidad eclesial y a la nación eslovaca”.

Además, el Pontífice recordó “a este estimado y sabio hermano que, sostenido por una fe profunda y una visión de futuro, sirvió al Evangelio y a la Iglesia con humildad y abnegación”.

Texto completo

 

Telegrama del Santo Padre

A SU EXCELENCIA REV.

MONS. BERNARD BOBER

ARZOBISPO DE KOŠICE

AL CONOCER LA NOTICIA DEL FALLECIMIENTO DEL CARDENAL JOZEF TOMKO, HIJO ILUSTRE DE ESTA TIERRA, DESEO EXPRESAR A SU FAMILIA, A VOSOTROS, AL PRESBITERIO Y A TODOS LOS FIELES MI CERCANÍA Y MI PÉSAME POR EL DUELO QUE HA GOLPEADO A TODA LA COMUNIDAD ECLESIAL Y A LA NACIÓN ESLOVACA.

AL RECORDAR A ESTE ESTIMADO Y SABIO HERMANO QUE, SOSTENIDO POR UNA FE PROFUNDA Y UNA MIRADA CLARIVIDENTE, SIRVIÓ AL EVANGELIO Y A LA IGLESIA CON HUMILDAD Y ABNEGACIÓN, PIENSO CON GRATITUD EN SU LARGO Y FRUCTÍFERO TRABAJO EN LA SANTA SEDE COMO COLABORADOR DILIGENTE Y PRUDENTE DE MIS PREDECESORES. TAMBIÉN PIENSO EN SU ESPÍRITU DE ORACIÓN QUE LE HIZO, A UNA EDAD AVANZADA, PERMANECER ASIDUO AL REZO DIARIO DEL ROSARIO VESPERTINO EN LA PLAZA DE SAN PEDRO, DANDO A PEREGRINOS Y TURISTAS UN HERMOSO Y PÚBLICO TESTIMONIO DE AMOR A LA SANTA VIRGEN. PIDO AL SEÑOR QUE ACOJA A ESTE FIEL SIERVO SUYO EN LA JERUSALÉN CELESTIAL, Y DE CORAZÓN IMPARTO MI BENDICIÓN A TODOS LOS QUE LLORAN SU FALLECIMIENTO, CON UN PENSAMIENTO AGRADECIDO PARA LAS HERMANAS DE LA MISERICORDIA DE SAN VINCENZO DE’ PAOLI-SATMA’ROK QUE LO CUIDARON CON TODO ESMERO.

FRANCISCO

 

Nota biográfica del Card. Jozef Tomko

El cardenal Jozef Tomko, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los pueblos, presidente emérito del Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales, nació en Udavské (archidiócesis de Košice, República Eslovaca) el 11 de marzo de 1924. Completó sus estudios en la Facultad de Teología de Bratislava y, tras trasladarse a Roma, en el Ateneo Pontificio Lateranense y la Universidad Pontificia Gregoriana se licenció en Teología, Derecho Canónico y Ciencias Sociales.

Ordenado sacerdote el 12 de marzo de 1949, durante quince años (de 1950 a 1965) fue vicerrector del Colegio Pontificio Nepomuceno de Roma y el internado contiguo para sacerdotes de varios países, incluidos los países de misión y América Latina.

A partir de 1962 ocupó el cargo de Ayudante de Estudios y desde 1966 el de Jefe de la Oficina Doctrinal en la Congregación para la Doctrina de la Fe. En ese momento fue elegido como uno de los secretarios especiales para la primera Asamblea Sinodal de 1967.

En diciembre de 1974 fue nombrado subsecretario de la Congregación para los Obispos.

El 12 de julio de 1979 fue nombrado Secretario General del Sínodo de los Obispos y elegido Arzobispo titular de Doclea. El Papa Juan Pablo II le concedió la ordenación episcopal el 15 de septiembre siguiente, fiesta de Nuestra Señora de los Dolores, Patrona de Eslovaquia.

Durante sus seis años como Secretario General del Sínodo de los Obispos, preparó y supervisó los dos Sínodos Generales Ordinarios (1980 y 1983) y el Sínodo Particular de los Obispos de los Países Bajos (1980). También se encargó de la preparación del Sínodo extraordinario convocado para el otoño de 1985 con motivo del 20º aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II y del Sínodo Ordinario de 1987 sobre la vocación y misión de los laicos, lanzando, con la publicación de los “Lineamenta”, una amplia consulta en la Iglesia. Ha editado el volumen “El Sínodo de los Obispos, naturaleza, método, perspectivas”. También reforzó la Secretaría General del Sínodo y le dio un nuevo dinamismo.

En las diversas tareas de su servicio eclesial, colaboró como miembro, asesor a participar en actividades internacionales en el ámbito del ecumenismo. Entre otras cosas, en 1972, fue parte de la delegación de la Santa Sede en la Federación Luterana Mundial y en el Consejo Mundial de las Iglesias en Ginebra. También fue miembro de la Comisión Mixta Católico-Luterana-Reformada sobre la Teología del matrimonio.

También encabezó la delegación de la Santa Sede en la reunión de ministros europeos para Asuntos de la Familia, celebrada en Roma en 1981; fue miembro del Consejo Superior de las Obras Misionales Pontificias y participó en el estudio en profundidad de las cuestiones relativas a la vida consagrada, la justicia y la paz, y el laicado.

Tras una breve experiencia como profesor en la Universidad Internacional “Pro Deo” (1955-1956), Fue profesor de actualización canónica en la Universidad Gregoriana de 1970 a 1978. A pesar de todos estos compromisos, nunca dejó de ejercer la pastoral directa en numerosas parroquias en Roma y en la diócesis de Porto-Santa Rufina.

Su actividad en el tratamiento de los problemas religiosos de sus compatriotas eslovacos ha dado frutos tangibles. Cofundó una revista religiosa y el Instituto de los Santos Cirilo y Metodio en Roma. Visitó varias veces a las comunidades eslovacas de EE.UU., Canadá y varios países europeos. La actividad cultural también fue intensa, con numerosas publicaciones sobre temas que van de la teología al derecho, de la historia a la espiritualidad.

Fue enviado varias veces por la Santa Sede a reuniones de obispos: en 1970 a la Conferencia Pan-Asiática de Obispos en Manila; en 1973 a la Asamblea Plenaria de los cuatro Episcopados de Oceanía en Sidney; en 1979 en la Conferencia de Puebla; en 1980 en la celebración del 25 aniversario de la fundación del CELAM en Río de Janeiro; en 1981 en la reunión de la SECAM en Yaundé.

Estos encuentros y las numerosas visitas que realizó a diferentes países junto con las Asambleas Sinodalesle han permitido adquirir un profundo conocimiento de la realidad de muchas Iglesias particulares, así como experimentar una colegialidad efectiva y afectiva. De este modo, la Providencia le preparó para ampliar su corazón a las dimensiones de la Iglesia universal y dirigir la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, tarea que le fue encomendada por Juan Pablo II el 24 de abril de 1985, con el nombramiento como Pro-Prefecto y el anuncio de la púrpura del cardenal.

Luego fue prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos durante dieciséis años, hasta el 9 abril de 2001. Al mismo tiempo fue Gran Canciller de la Universidad Pontificia Urbaniana. Presidente Delegado en la Asamblea Especial para Asia del Sínodo de los Obispos (1998).

Del 15 de octubre de 2001 al 1 de octubre de 2007 fue Presidente del Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales.

Creado y proclamado Cardenal por San Juan Pablo II en el Consistorio del 25 de mayo de 1985, del Título de Santa Sabina.

El cardenal Jozef Tomko falleció el 8 de agosto de 2022.

Fuente
Exaudi Catholic news

Deja un comentario

Botón volver arriba