DestacadaNuestra Iglesia

“No lo dejemos solo a Jesús en nuestros hermanos que están más expuestos”

El obispo resaltó el relato de San Marcos, que además de ser el más antiguo y breve de los cuatro evangelios, también tiene rasgos particulares como remarcar la soledad de Jesús. “En estos tiempos de Covid, aquellos que han experimentado y superado la soledad de la terapia intensiva, nos transmiten que duro es. También el aislamiento social, la soledad de los ancianos y más frágiles, el distanciamiento de nuestros vínculos nos permiten saborear algo de esta soledad de Jesús”, dijo Monseñor.

“A Él, sus discípulos más queridos no lo acompañaron en Getsemaní, se durmieron, Judas lo vendió, pedro lo negó, todos se fueron, lo abandonaron. El tribunal religioso de su pueblo lo condenaron. También el tribunal liberal que prefiero liberar a los Barrabas y condenar un inocente y también el tribunal civil, Pilatos. Aun las últimas palabras de Jesús en la Tierra, «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?»(Cf Salmo 21), nos hace ver como experimento hasta el abandono de Dios y sin embargo esa soledad, fue muy fecunda, obtuvo la redención para todos”.


En un segundo punto, Monseñor habló de cómo lo burlaron e injuriaron a Jesús. “Las autoridades religiosas, se burlaban de su condición de profeta o de Mesías; las autoridades políticas y el pueblo de su condición de rey y sin embargo en la cruz Jesús instauraba su reino, cumplía las profecías, se mostraba como maestro que nos brinda su aliento”.

No dejemos solo a Jesús

Taussig invitó a no dejar solo en esta Semana Santa a Jesús. “Acompañémoslo con las liturgias y ceremonias los que podamos presencialmente; por televisión o por los medios virtuales aquellos que no; en la oración en familia, en la actitud interior como las buenas mujeres que estaban al pie de la Cruz”.

También invitó a acompañar a nuestro prójimo. “No lo dejemos solo a Jesús en nuestros hermanos que están más expuestos. Es muy duro para las familias tener un miembro suyo internado, pero todo lo que hagamos para acompañar de aquellos que están más expuestos, agobiados, solos, será como hacérselo a Jesús”.

“Pidamos la gracia que tuvo el centurión romano de reconocer al Hijo de Dios en el trono de la Cruz, pidamos la gracia de acompañarlo con la mayor humildad, amor, cercanía en esta semana santa a Él y a nuestros hermanos que sufren la cruz con Él”, concluyó.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba