Nuestra Iglesia

“La violencia que se ha presenciado en estos días no lleva a ninguna parte y es “autodestructiva”

Tras la muerte del afroamericano George Floyd durante un arresto, la Iglesia local sigue pidiendo justicia, “un asesinato brutal y sin sentido, un pecado que clama justicia al cielo”, escribió.

Monseñor Gómez expresó la esperanza de que las autoridades civiles lleven a cabo una investigación para dar con los responsables ante la justicia, alegando que comprende “la frustración y la ira” de los afroamericanos que “todavía sufren humillaciones hoy en día, tratamientos que degradan su dignidad y discriminación por su raza y el color de su piel”.

“El racismo ha sido tolerado durante demasiado tiempo (…). Debemos ir a la raíz de la injusticia racial que todavía infecta muchas áreas de la sociedad estadounidense”, enfatizó, advirtiendo sin embargo que la violencia que se ha presenciado en estos días “no lleva a ninguna parte y es autodestructiva”.

“Debemos honrar su sacrificio eliminando el racismo y el odio de nuestros corazones” y debemos renovar nuestro compromiso de cumplir la promesa sacrosanta de nuestra nación de ser una comunidad que garantice la vida, la libertad y la igualdad para todos”, concluyó Monseñor Gómez.

Botón volver arriba