Nuestra Iglesia

Francisco abrió la Puerta Santa en L’Aquila

El Santo Padre, inició el Jubileo Celestiniano, que se extiende hasta este lunes 29 de agosto. Francisco es el primer pontífice que preside este rito después de 728 años.

En el marco de su visita a L’Aquila, capital de la región italiana de los Abruzos, el papa Francisco celebró este domingo 28 de agosto el rito de apertura de la Puerta Santa de Celestino V, en la Basílica de Collemaggio, día en el que se celebra “el Perdón de Celestino”.

“Ábranme la puerta de la justicia”: esa fue una de las tres invocaciones proclamadas por el pontífice antes del rito de la apertura de la Puerta Santa, tras celebrar la misa y dirigir la oración del Ángelus. De este modo dio inicio al Jubileo Celestiniano.Francisco es el primer pontífice que preside este rito después de 728 años. 

El Santo Padre, el cardenal arzobispo de L’Aquila, Giuseppe Petrocchi, los cardenales y los obispos, el servicio litúrgico y el Alcalde se dirigieron en procesión a la Puerta Santa. Posteriormente, se cantaron las letanías de los santos y se entonó la monición.

El cardenal Petrocchi explicó el significado del rito penitencial, subrayando que, “para participar dignamente en esta celebración tan deseada, abrimos esta Puerta Santa invocando sobre nosotros pecadores la misericordia de Dios”.

El Papa pronunció una oración, en la que, entre otras cosas, se escuchó:

“Concede, te rogamos, a todos aquellos que, con renovado compromiso y firmeza de fe, cruzarán este umbral para obtener la salvación, que procede de ti y hacia ti conduce”. 

Enseguida, Francisco efectuó tres invocaciones y con una rama de olivo golpeó tres veces la Puerta Santa. 

El Santo Pueblo Fiel de Dios congregado para el evento entró por la puerta, mientras se escuchaba un himno a San Pedro Celestino V y el Salve Salute del Pueblo Aquilano.

Tras la apertura de la Puerta Santa, el papa Francisco rezó ante la tumba del Papa Celestino V, el primer Papa de la historia en renunciar al pontificado.

Cada año, los días 28 y 29 de agosto, los católicos peregrinan a L’Aquila para participar en un evento llamado “Perdón Celestino” o Perdonanza Celestiniana en italiano.

Este aniversario celebrado en Collemaggio es considerado “Patrimonio de Italia por la Tradición” desde 2011 y fue inscrito en la “Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad” de la UNESCO en 2019. 

La apertura de la Puerta Santa marca el inicio de la celebración anual establecida por el papa Celestino V en 1294.

Quien entre en la Basílica de Santa María in Collemaggio, arrepentido y confesado, comulgue y rece el Credo, el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria, según las intenciones del Papa, podrá obtener la indulgencia plenaria concedida por Celestino V con la bula “Inter sanctorum Solemnia”, más conocida como la Bula del Perdón. 

El pontífice salió a las 12:23 para el Vaticano, desde el campo de atletismo en L’Aquila, concluyendo, de este modo, su visita pastoral.

Fuente
AICA

Deja un comentario

Botón volver arriba