El tiempo - Tutiempo.net
24 septiembre 2021

Invitan a celebrar la JMJ en las Iglesias particulares

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida presentó este martes, 18 de mayo, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, un documento con las “Orientaciones pastorales para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en las Iglesias particulares”.

En el documento se recuerda que, la institución de las Jornadas Mundiales de la Juventud ha sido, “una gran intuición profética de San Juan Pablo II”, que quiso que, «todos los jóvenes deben sentirse atendidos por la Iglesia», en unión con el Sucesor de Pedro, y comprometida a nivel mundial. Asimismo, se señala que su predecesor, el Papa Benedicto XVI recogió el testigo y, en varias ocasiones, no ha dejado de destacar cómo estos acontecimientos representan un don providencial para la Iglesia. De igual forma, para el Papa Francisco, las Jornadas Mundiales de la Juventud constituyen un impulso misionero de extraordinaria fuerza para toda la Iglesia y, en particular, para las generaciones más jóvenes.

Las JMJ en las Iglesias particulares

Las Orientaciones señalan que, las celebraciones internacionales de la JMJ suelen tener lugar cada tres años en diferentes países con la participación del Santo Padre. En cambio, la celebración ordinaria de la JMJ, tiene lugar cada año en las Iglesias particulares, que se encargan de organizar en forma autónoma tal evento y tiene un gran significado y valor no solo para los jóvenes que viven en esa región concreta, sino para toda la comunidad eclesial local, la misma que se convierte en una “fiesta de la fe”, un fuerte acontecimiento de testimonio, comunión y oración similar a las JMJ internacionales, que marcan profundamente la existencia de tantos jóvenes en todas las partes del mundo. Asimismo, la JMJ diocesana sirve para sensibilizar y formar a toda la comunidad eclesial – laicos, sacerdotes, personas consagradas, familias, adultos y personas mayores – para que sea cada vez más consciente de su misión de transmitir la fe a las nuevas generaciones.

La prioridad de la misión con los jóvenes

Estas Orientaciones Pastorales pretenden animar a las Iglesias particulares a que aprovechen cada vez más la celebración diocesana de la JMJ y a que la consideren una ocasión propicia para planificar y llevar a cabo de forma creativa iniciativas que muestren que la Iglesia considera su misión con los jóvenes «una prioridad pastoral histórica, en la que invertir tiempo, energías y recursos». Es necesario asegurar que las generaciones más jóvenes se sientan en el centro de la atención y la preocupación pastoral de la Iglesia. Los jóvenes, en efecto, quieren participar y ser apreciados, sentirse coprotagonistas de la vida y la misión de la Iglesia. Las indicaciones que siguen tienen en cuenta principalmente las distintas diócesis, como ámbito propio de expresión de la Iglesia local.

La JMJ a nivel local en la solemnidad de Cristo Rey

En el documento también se recuerda que, al término de la celebración Eucarística en la Solemnidad de Cristo Rey, el 22 de noviembre de 2020, el Papa Francisco quiso relanzar la celebración de la JMJ en las Iglesias particulares y anunció que, a partir de 2021, esta celebración, que tradicionalmente se vivía en el Domingo de Ramos, se celebrará en el domingo en el que tiene lugar la solemnidad de Cristo Rey. En este sentido, el Papa Francisco recordó que, en el centro de las dos celebraciones litúrgicas, Cristo Rey y el Domingo de Ramos, «permanece el Misterio de Jesucristo Redentor del hombre…». Porque el núcleo del mensaje, pues, sigue siendo que la grandeza del hombre proviene del amor que sabe entregarse a los demás “hasta el final”. En este día, la Iglesia universal debe poner a los jóvenes en el centro de su atención pastoral, rezar por ellos, realizar gestos que hagan a los jóvenes protagonistas, promover campañas de comunicación, etc.

Puntos clave de la JMJ

En el transcurso del Sínodo de los Obispos sobre el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, varias intervenciones de los Padres Sinodales se refirieron a la JMJ y en el Documento Final se señala que, «los encuentros nacionales y diocesanos/parroquiales, desempeñan un rol importante en la vida de muchos jóvenes porque ofrecen una experiencia viva de fe y de comunión, que les ayuda a afrontar los grandes desafíos de la vida y a asumir responsablemente su puesto en la sociedad y en la comunidad eclesial». Por ello, es importante tener presente los siguientes “puntos clave” que ayudaran a la celebración de la JMJ: «la Jornada de los jóvenes debe ser una “fiesta de la fe”; debe ser una “experiencia de Iglesia”, debe ser una “experiencia misionera”; debe ser una “ocasión de discernimiento vocacional” y una “llamada a la santidad”; debe ser una “experiencia de peregrinación”; debe ser una “experiencia de fraternidad universal”».

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email