Sociedad

Diócesis de San Rafael: Admisión a las Órdenes Sagradas e institución de Lectores y Acólitos

Dos seminaristas recibirán este sábado la admisión a las Órdenes Sagradas

Los seminaristas Maximiliano Martinez y Tomás Daniel Ramis recibirán la admisión a las Órdenes Sagradas en la Catedral San Rafael Arcángel. Será este sábado 23 de abril, a las 16 h, y la celebración será presidida por Mons. Fr. Carlos María Domínguez.

El rito de admisión a las Sagradas Órdenes es la celebración previa al diaconado y se realiza cuando consta que el propósito de los aspirantes ha alcanzado la madurez suficiente, apoyado en las dotes necesarias; a juicio tanto del candidato, quien lo manifiesta públicamente en esta celebración, como de la Iglesia, quien en la persona del obispo acepta la petición de admisión. La Iglesia acoge la respuesta generosa de sus hijos que deciden entregarse al servicio de Dios y de los hombres, invitándoles a acoger las mediaciones formativas delegadas para este fin.

También serán instituidos en el Ministerio del Lectorado y el Ministerio del Acolitado

Durante la celebración, este sábado Fernando Marcos Arancibia Fredes, Jesús Osvaldo Romero, Francisco Gabriel Garcia y Fernando Salas serán instituidos en el Ministerio del Lectorado.

Por su parte Ezequeil Elias Lujan y Angel Humberto Reche Romo  serán instituidos en el Ministerio del Acolitado.

¿Qué son el acolitado y el lectorado?

El acolitado y el lectorado son la actualización de las antiguas «órdenes menores» que recibían solo los candidatos al sacerdocio.

Con la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II, estas órdenes se actualizaron, perdiendo el carácter clerical que habían adquirido, volviendo a ser ejercidas por laicos.

De este modo, el Papa Pablo VI escribió el motu proprio Ministeria quaedam, por el que se adaptó las «órdenes menores», llamándolas acolitado y lectorado. Además, la colación dejó de llamarse «ordenación», pasando a ser denominada «institución».

Lo más importante del cambio fue que estos servicios volvieron a ser ejercidos por laicos, y no solo por clérigos, aunque para que se preparen mejor los candidatos al sacerdocio, siguen recibiendo estos ministerios.

El Papa Francisco estableció en el mes de enero de este año con un motu proprio, que los ministerios del Lector y del Acólito están en adelante también abiertos a las mujeres, de forma estable e institucionalizada con un mandato especial. 

Con el motu proprio “Spiritus Domini”, que modifica el primer párrafo del canon 230 del Código de Derecho Canónico, el Pontífice estableció que las mujeres pueden acceder a estos ministerios y que se les atribuye también mediante un acto litúrgico que las institucionaliza.

El motu proprio fue acompañado de una carta dirigida al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Luis Ladaria, en la que Francisco explicó las razones teológicas de su elección. El Papa escribió que “en el horizonte de renovación trazado por el Concilio Vaticano II, hay un creciente sentido de urgencia hoy para redescubrir la corresponsabilidad de todos los bautizados en la Iglesia, y en particular la misión de los laicos”. Y citando el documento final del Sínodo para el Amazonas, observó que “para toda la Iglesia, en la variedad de situaciones, es urgente que los ministerios sean promovidos y conferidos a hombres y mujeres… Es la Iglesia de los hombres y mujeres bautizados la que debemos consolidar promoviendo la ministerialidad y, sobre todo, la conciencia de la dignidad bautismal”.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba