Santoral

El día de hoy, 11 de Septiembre de 2022, se celebra el día de San Juan Gabriel Perboyre, un mártir y grandioso imitador de Cristo.

Nace en Francia el día 5 de enero de 1802 y en 1817 a sus 15 años, junto con su hermano Luis, mayor que él, Juan Gabriel Perboyre, ingresa al seminario menor de Montauban, en Francia, dirigido por los hermanos Lazaristas. En ese tiempo siente que debe consagrarse a la misión en países paganos. Al terminar el noviciado es enviado a París, donde realiza estudios Teológicos para luego ser ordenado sacerdote lazarista.


En el año 1832 su hermano Luis, embarcado en un viaje a China con su congregación muere, dejando un puesto vacante que Juan Gabriel desea ocupar, pero en cambio, debido a su salud, sus mayores deciden darle el puesto de vicedirector del seminario lazarista de Paris.


Debido a su increíble amor a Jesús, este sigue su enseñanza y buscó enseñar más con su ejemplo que con sus palabras. Sobre Jesús dice: «Cristo es el gran Maestro de la ciencia. Es el único que da la verdadera luz… Solamente existe una cosa importante: conocer y amar a Jesucristo, pues no sólo es la luz, sino el modelo, el ideal… Así que no basta con conocerle, sino que hay que amarle… Solamente podemos conseguir la salvación mediante la conformidad con Jesucristo».

Además, a uno de sus hermanos escribe: «No olvides que, ante todo, hay que ocuparse de la salvación, siempre y por encima de todo».


Producto de su ardua oración e insistencia, el día 10 de marzo de 1836 llega a China con el fin de cumplir su deseo de predicar a Jesucristo y morir por él.


Un 15 de septiembre de 1839 se desata una persecución contra los cristianos. Juan Gabriel junto con su hermano el Padre Baldus estaban en su residencia cuando les alertan de que estaba llegando un grupo armado, por lo cual deciden escapar cada uno por caminos separados. El sacerdote francés decide esconderse en un espeso bosque, pero al día siguiente es encontrado gracias a un catecúmeno que lo traiciona por 30 taeles, la moneda de la época.


En su arresto los soldados le desgarran las vestiduras y lo visten con harapos, lo amordazan y lo torturan.
Durante todos los interrogatorios y castigos, Juan Gabriel permanece firme, aprovechando y agradeciendo cada momento que tiene para asemejarse a su ejemplo.


Algunas de las torturas recibidas por el piadoso padre son permanecer horas arrodillado sobre cadenas de hierro, ser colgado de los pulgares y ser golpeado con correas de cuero y cañas de bambú en el cuerpo, ser interrogado decenas de veces, entre otras. Todos estos castigos los recibe con orgullo y alegría gracias a su fe.


Finalmente, un 11 de septiembre de 1840 es conducido a su muerte, condenado a estrangulamiento. Posteriormente a que el verdugo apriete las cuerdas y envíe a Juan Gabriel junto a la Corte Celestial, contrariamente a lo que sucedía a los condenados de esta forma, su cuerpo y rostro permanecieron serenos y con su color natural.


Fue beatificado el día 10 de noviembre de 1889 por el Papa León XIII, y canonizado por Juan Pablo II el 2 de junio de 1996.


Sin dudas fue un excelente seguidor de las enseñanzas de Nuestro Señor.


¡San Juan Gabriel Perboyre, ruega por nosotros!

Deja un comentario

Botón volver arriba