Nuestra Iglesia

El Papa: “Sin natalidad no hay futuro. Mujeres no escondan su vientre”

Por un lado, el “desconcierto por la incertidumbre laboral”, por otro, los “temores dados por los costes cada vez menos sostenibles de la crianza de los hijos” y la “tristeza” por las mujeres “que en el trabajo se ven desanimadas a tener hijos o tienen que esconder la barriga”. Todas ellas son “arenas movedizas que pueden hundir a una sociedad” y contribuyen a hacer aún más “frío y oscuro” ese invierno demográfico que ya es constante en Italia. El Papa Francisco inauguró los trabajos de los Stados Generales de la Natalidad, el encuentro promovido por el Foro de Asociaciones Familiares en el Auditorium de la via de la Conciliazione en Roma y dedicado al destino demográfico de Italia y del mundo.

Asistencia del Primer Ministro italiano Mario Draghi

El Pontífice llegó hacia las 9:00 horas al vestíbulo de la gran estructura situada a pocos pasos de la Plaza de San Pedro. El Primer Ministro, Mario Draghi, también está presente, y a su discurso le seguirá el de otros invitados en tres mesas temáticas: representantes de bancos, empresas, compañías de seguros, medios de comunicación, deportes, todos reunidos para debatir y contar de forma coral el tema de la natalidad en un país que ha visto reducirse los nacimientos en un 30% de aquí a 2020.

La mitad de los jóvenes piensa tener más de dos hijos

Esta es precisamente la tendencia que hay que “invertir” para “volver a poner a Italia en movimiento, a partir de la vida, a partir del ser humano”, dice Francisco al comienzo de su discurso, en el que dirige su pensamiento sobre todo a los jóvenes cuyos sueños se han roto en el hielo de este duro invierno, desanimados hasta el punto de que “sólo la mitad cree que podrá tener dos hijos en su vida”.

“Italia se encuentra así desde hace años con el menor número de nacimientos de Europa”, señala el Pontífice, “en lo que se está convirtiendo en el viejo continente no ya por su gloriosa historia, sino por su avanzada edad.”

Formar informando: una información “tamaño familiar”

La solidaridad también debe declinarse en el ámbito de la información, sobre todo hoy que “están de moda los giros y las palabras fuertes”. Por otra parte, “el criterio para formar informando no es la audiencia, ni la polémica, sino el crecimiento humano”. En otras palabras, lo que se necesita es una “información de tamaño familiar”, en la que se hable de los demás “con respeto y delicadeza, como si fueran sus propios parientes” pero que, al mismo tiempo, “saque a la luz los intereses y las tramas que perjudican el bien común, las maniobras que giran en torno al dinero, sacrificando a las familias y a las personas”.

“Sin natalidad no hay futuro”

Para terminar, una palabra sencilla y sincera: “Gracias”.

“Gracias a cada uno de ustedes y a todos los que creen en la vida humana y en el futuro. A veces te sentirás como si estuvieras clamando en el desierto, luchando contra molinos de viento. Pero adelante, no te rindas, porque es hermoso soñar lo bueno y construir el futuro. Y sin natalidad no hay futuro”.

Botón volver arriba