Nuestra Iglesia

El Papa: ‘La redención está marcada por los pobres’

En el décimo aniversario de la Evangelii gaudium, el Santo Padre enfatizó la centralidad de los pobres en el anuncio gozoso de la salvación en Cristo por parte de la Iglesia.

El Papa Francisco envió un mensaje, este viernes 24 de noviembre, a los participantes en un simposio dedicado a su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, publicada en 2013, organizado por el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral.

Con motivo del décimo aniversario de la publicación de ese documento programático, el Papa recordó su invitación a la Iglesia a recuperar la alegría misionera de los primeros cristianos, que desafiaron la resistencia activa y las injusticias para anunciar con valentía el Evangelio.

Señaló asimismo que nuestros tiempos presentan desafíos que superar, aunque las dificultades son “menos explícitas, pero quizás más insidiosas”.

“Como no son tan visibles, las dificultades modernas funcionan como anestesia o como el monóxido de carbono de las viejas estufas, que mata silenciosamente”, dijo. “A lo largo de la historia, siempre están presentes la debilidad humana, la búsqueda malsana de uno mismo, el egoísmo confortable y, en definitiva, la concupiscencia que acecha dentro de todos nosotros”.

Nuestra redención unida a los pobres
El Obispo de Roma dijo que Evangelii Gaudium buscaba dejar claro que la misión evangelizadora de la Iglesia y nuestra propia vida cristiana “no pueden ignorar a los pobres”.

“Todo el camino de nuestra redención está marcado por los pobres. Todo”, dijo.

Jesús, recordó el Papa, nació en un establo, trabajó con las manos y puso a los pobres y desposeídos “en el centro de su corazón”.

El Santo Padre dijo que la Iglesia debe resistir cualquier intento de relativizar el “mensaje claro, directo, sencillo y elocuente de Jesús…,, porque aquí está en juego nuestra salvación”.

“Por lo tanto, el pontífice no puede evitar poner a los pobres en el centro”, dijo. “No es política, sociología o ideología; es, simple y puramente, el requisito del Evangelio”.

Dijo que las consecuencias prácticas de este “principio no negociable” deben confirmarse en cada institución eclesial y en cada cristiano individual.

“Lo que nadie puede evadir o excusar es la deuda de amor que todo cristiano –y, me atrevo a decir, todo ser humano– tiene para con los pobres”, dijo.

La desigualdad es la raíz de todos los males sociales
El Papa Francisco continuó señalando que la Evangelii Gaudium instó a los cristianos a abordar el problema que, según él, está en la raíz de la pobreza y los males sociales: la desigualdad.

Renovó sus llamados a nuevas estructuras sociales y una nueva mentalidad, que anule la “absoluta autonomía de las fuerzas del mercado y la especulación financiera”.

“Si no logramos este cambio de mentalidad y de estructuras, estamos condenados a ver cómo se profundizan los problemas del clima, la salud, las migraciones y, en particular, de la violencia y las guerras, poniendo en peligro a toda la familia humana, tanto pobres como no pobres, a los integrados y a los excluidos”, dijo.

El Papa señaló que su primera encíclica, Laudato si‘ , surgió de su comprensión de que la crisis climática tiene sus raíces en la “desigualdad de esta economía que mata”.

Escuchando el llanto de los pobres
Para concluir, el Santo Padre instó a los cristianos a escuchar el grito de los pobres y de la Tierra, para que podamos cumplir nuestra misión evangelizadora y vivir como Jesús nos ha invitado a hacerlo.

“Gracias nuevamente por este Simposio”, dijo. “Gracias por lo que hacen. Los bendigo y los acompaño en la oración”, concluyó.

Fuente
Aica
Mostrar más

Deja un comentario

Botón volver arriba